La falta de ‘chips’ afecta a la producción de automóviles en España la próxima semana

La falta de ‘chips’ afecta a la producción de automóviles en España la próxima semana Bruselas multa a grupo Volkswagen y BMW con 875 millones de euros por cártel en reducción de emisiones, tras la confesión de Daimler Bruselas multa a grupo Volkswagen y BMW con 875 millones de euros por cártel en reducción de emisiones, tras la confesión de Daimler Rodrigo Ferreira da Silva: «Hoy tenemos al Estado financiando coches eléctricos de gran cilindrada» La crisis global de falta de semiconductores para la industria del automóvil volverá a afectar, esta semana, a la producción de vehículos en las principales fábricas españolas, donde está previsto reducir turnos o interrumpir algunas líneas de montaje. La falta de ‘chips’ afecta a la producción de automóviles en España la próxima semana Seat tiene programados tres días de producción para el Audi 1 en la planta de Martorell de Barcelona el pasado jueves y viernes, con lo mismo programado para el lunes por falta de microchips. Según fuentes de la empresa, citadas por la agencia de noticias española Efe, no se pueden descartar ajustes adicionales en Martorell, que fabricará a medio gas los miércoles y jueves, festivos en el calendario laboral.   Volkswagen Navarra parará la producción el lunes y martes, también por la falta de semiconductores, a lo que se suma el cierre previsto de la fábrica el día 25, con 5.000 coches incompletos en juego (3.000 del modelo T-Cross y 2.000 del Polo ), pronosticando la salida de 1.500 unidades del Polo para el martes. Entre el lunes y el viernes, la planta de Mercedes-Benz en Vitória interrumpe tres turnos de producción, pero ante la “gran incertidumbre” espera hasta el jueves para confirmar si el lunes de la semana siguiente, día 28, puede volver a la normalidad, esto no es la primera vez que la falta de suministro afecta su actividad, como el 25 de mayo con la falta de cables. Mientras tanto, la factoría valenciana de Ford en Almussafes volvió a producir el pasado miércoles, tras siete días de parada en la fabricación de vehículos y nueve días en el motor por el proceso de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) que se activó por falta de semiconductores. El Grupo Stellantis (Citroën, Peugeot, Opel, DS, Fiat, Alfa Romeo, Jeep) suspendió la producción en la planta de Vigo a principios de este mes, y en Zaragoza están previstos 50 días de parada (hasta el 31 de diciembre) en el ámbito de ERTE. Renault puso en marcha un ERTE el 16 de abril, y hasta el 30 de septiembre, en las instalaciones de Valladolid y Palencia, también por escasez de semiconductores. Porque tu tiempo es precioso. La surcoreana Hyundai anunció, el pasado lunes, la suspensión, por tres semanas alternas, de las operaciones de la fábrica en Alabama, Estados Unidos, por la misma escasez, inactividad que dice utilizar para trabajos de mantenimiento. Hyundai, con diez fábricas fuera de Corea del Sur -cuatro en China, una en Estados Unidos, República Checa, Turquía, Rusia, India y Brasil- y siete en la península de Corea, ha detenido algunas de estas fábricas por el mismo problema. Las empresas alemanas Volkswagen y Daimler anunciaron, este miércoles, la aplicación de un ERTE por escasez de chips, que afecta, en el caso de Volkswagen, a la fabricación de los modelos Tiguan, Touran y Tarrraco en la factoría alemana de Wolfsburg, y en el Golf, también en ERTE, dos turnos de producción. Daimler ha anunciado que utilizará ERTE en las plantas de Mercedes-Benz en Rasttat (Baden-Württemberg) y Bremen. La multinacional Bosch anunció la apertura en julio de una fábrica de semiconductores para la industria del automóvil y el Internet de las cosas en Dresde, en el este de Alemania. En Portugal, la planta de automóviles de Autoeuropa, en Palmela, inició otra parada de producción el viernes, que finaliza el 28 de junio, debido a la falta de semiconductores. Según reveló la semana pasada la factoría del grupo alemán Volkswagen, «desde principios de 2021 se han cancelado 57 turnos de trabajo por la falta de semiconductores y el cierre de escuelas en enero, lo que corresponde a unos 17.340 coches perdidos». Francia y Alemania, en mayo, anunciaron su intención de llevar a cabo un proyecto europeo para incrementar las capacidades tecnológicas de los industriales de semiconductores, considerado “el nuevo petróleo del siglo XXI” y un “elemento decisivo de soberanía”. Desde 2020, ERTE y paros en la producción automotriz se repiten entre diferentes marcas, luego de que la pandemia haya incrementado la demanda de semiconductores para la industria tecnológica que vio aumentar las ventas de teléfonos, computadoras o tabletas para teletrabajo. Los semiconductores de automóviles son sofisticados pero no de última generación.

Leave a comment

Pide tu Beca
close slider